Consejos para no convertir el primer día de colegio en un drama

Seguir una serie de pautas puede hacer que la salud emocional de los más pequeños no se resienta.

drama_vuelta_al_cole

La educación infantil comienza para los niños al cumplir los 3 años y para muchos padres es su primera vez en cuanto a las rutinas que acompañan al comienzo del año escolar y la adaptación de los más pequeños a este ‘nuevo mundo’. Aunque el proceso se lleve de forma natural, algunos consejos pueden hacer que la salud emocional de los más pequeños no se resienta en esta fase de desarrollo.

Según explican Elizabeth Fodor y Montserrat Mora, especialistas en pedagogía en la primera infancia y autoras de la colección ‘Todo un mundo…’, lo normal es que al llegar al cole lloren, lo que significa que hay una buena vinculación afectiva con los padres.

«Al terminar la jornada escolar y durante los primeros días, también es usual que los niños salgan más irritables por el cansancio tanto físico como emocional que supone esta experiencia así mismo pueden estar más apegados a la madre o al padre ya que necesitan cerca su figura de referencia que les da seguridad», señalan Fodor y Mora.

En cuanto a los signos que puedan preocupar a los padres, las pedagogas señalan que pueden aparecer pequeños accidentes con el control de esfínteres o con nuevas costumbres referente a la alimentación. «Hay veces que los niños parecen estar más retadores hacia la madre o el padre pero todo entra dentro de lo normal. En este caso los padres han de mantenerse firmes pero con ternura y comprensión ante las nuevas experiencias del más pequeño de la casa», aclaran.

PAUTAS PARA DISFRUTAR DEL ‘COLE

Leer noticia completa >>>

Deja un comentario