Conociendo el monte Naranco

 

JUEVES 8 de DICIEMBRE de 2.016

MONTE NARANCO

Ruta de aproximadamente 2,5 - 3 h

Saliendo del aparcamiento de los Monumentos.

Tras un pequeño tramo por acera, pasaremos por delante del centro de interpretación del Pre-románico, y subiremos por un pequeño y empinado sendero de piedra, a cuya derecha podremos ver una fabulosa vista de Santa María del Naranco.

Al terminar el sendero, nos encontraremos con la otra joya del Pre-románico Asturiano: San Miguel de Lillo:

Una vez ahí, iniciaremos el ascenso por una pista de asfalto empinada, de aproximadamente 250 m.

Al llegar a la parte superior de la pista, tomaremos una desviación a la izquierda, por un sendero de tierra que conduce al Picu Paisanu.

Aproximadamente a 150 m del inicio del sendero, visitaremos, descendiendo por un sendero a la izquierda, un refugio, que tiene de todo:

Retrocediendo, nos situaremos de nuevo en la pista de tierra y continuamos ascendiendo, hasta llegar a un camino de hormigón que conduce al directamente a la cima del monte Naranco, el Picu Paisanu.

Una vez allí, en el punto más alto del Naranco (640 m. de altura), y a los pies del monumento al Sagrado Corazón de Jesús (inaugurado en julio de 1981), podremos contemplar unas impresionantes vistas de la costa y la montaña Asturiana.

Descendiendo nuevamente, y por la carretera, cogeremos un sendero de tierra que desciende hacia los Neveros del Naranco, pozos excavados en el suelo con el fin de recoger toda la nieve posible para después pisarla, dejar que se convirtiera en hielo, para después comercializarla.

Una vez visitados, retrocederemos nuevamente hasta la carretera, e iniciaremos el descenso por un sendero plagado de eucaliptos, que nos llevará hasta la fuente de los pastores, donde la fama que tiene su agua hace que muchos ovetenses suban a recogerla en bidones para beberla en casa.

Después de beber en la fuente, descenderemos por la pista empinada,  llegando nuevamente a San Miguel de Lillo, y descendiendo hasta el centro de  centro de interpretación del Pre-románico.

Los refugios, los neveros, las pistas, han sido credos y mantenidos por Víctor Montes, un enamorado del monte, al que tal vez tengamos ocasión de ver durante nuestra excursión.

Deja un comentario